Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Sáb Jun 09, 2012 1:28 am

Prepara a la señora Holt para la cirugía, no olvides hablar con el anestesiologo debemos tener cuidado con su presión arterial. Te veo en quirófano en media hora, voy a hablar con servicios sociales el rubio giro a la derecha y Baelish con una de sus internas lo hizo hacía la izquierda. Randyll Whent era un tipo no más maduro que el castaño pero si era una brutalidad en neurocirugía. Era el más joven cirujano del programa una revelación para la medicina pero tenía un defecto, era un idiota para eso de relacionarse con los pacientes. Terminaba tomándoles la mano para explicarles que no iban a morir, les permitía le hablarán de "tu" y como ahora, se encargaba de sus trámites con servicio social si es que no tenían el suficiente dinero para costear la operación. Como dijo, era un idiota.

¿Sabes como preparar a un paciente para cirugía? - le pregunto a la menudita pelirroja de cabellos lacios y flequillo, aquella de la voz bajita e insegura, pero muy certera en sus diagnósticos.
Si. Primero tengo qu... -
Lo se Elle, no necesito que me lo repitas - interrumpió a la chica. No necesitaba el discurso sino la acción Hazlo. Te aseas luego y me alcanzas - se dio vuelta para seguir su camino para hablar con el anestesistas, no quería echarlo a perder por un descuido de él ni por uno suyo al ignorar la petición de Whent.
¿En el quirófano? ¿Para operar?
¿Tú que crees? - volteo caminando más despacio para no irse de bruces contra el suelo al tropezarse con un carrito Ve a hacerlo antes de que cambie de opinión - Baelish no era de los que interactuaba con sus internos y mucho menos les sonreía como lo había hecho ahora con Elle. Algo había cambiado en él. De ser uno de los internos más patanes con sus residentes, un día se levantó concediendo cirugías, enseñando de verdad. Un tipo bien centrado en su trabajo.

¿Hiciste lo que te dije? preguntó el rubio cuando ambos estuvieron a minutos de entrar en el quirófano
Lo hice. Y hubiera preferido a Everett para el equipo pero tenía pactada una toraxica con Dixon así que - se encogió de hombros. Este anestesista no es que fuera malo pero con el paso del tiempo los cirujanos se hacían de su propio equipo de trabajo. Ya estaban vestidos y preparados con la indumentaria necesaria, iban a extirparle un tumor, nada del otro mundo pero una neurocirugía no se le negaba a nadie.
Dr. Baelish le habló una voz suavesita a la que ni siquiera volteo a mirara pues terminaba de lavarse Llegas tarde. Lavate - ordenó a la chica. Él termino de enjuagarse las manos pero ella no se movió de su lugar en la puerta.
¿Qué? - la habló con voz cansina y una mirada de fastidio, lo estaba haciendo quedar mal frente a un cirujano. El doctor Winngham ha llamado a su grupo de residentes a una junta y me han pedido que lo llame. ¿Para que una junta? Oh si, los internos, debían de evaluarlos se había olvidado de la junta. Demonios.

Ni hablar. Tengo que ir - se disculpo con el cirujano que sin decir más adentró en la sala. Entrarás de todos modos - ella ya iba a seguirlo. Rickard se dio cuenta entonces que estaba limitando mucho a sus internos, tanto que si él no operaba ellos tampoco Cuando termine vendré a ver como te fue y espero que no me dejes en vergüenza. La sala de juntas estaba a la mitad de llena, no saludo a nadie al entrar, tomo un lugar en el fondo cerca de la ventana y ahí espero hasta que el resto de sus compañeros entrara.

Y ahí estaba. El motivo del cambio de Rickard. Seguía siendo arrogante como siempre pero se había volcado en su trabajo de tal manera que pocas veces se tomaba una noche libre salvo los fines de semana. Se iba tarde del hospital, se involucraba en cuanta cirugía podía queriendo saciar su sed. Semanas tenía de no verla, había evitado su presencia hasta ahora que el destino le escupía en la cara. Entre más ocupado estuviera, más cansado llegaba a su casa donde solo se tiraba a dormir. Se había quedado jodidamente solo después de un tiempo acostumbrado a la presencia de la morena y por si fuera poco ella le había engañado dándole su palabra en vano que era lo que más le pesaba.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Sáb Jun 09, 2012 2:20 am

Solía pasar las noches en vela desde hacía semanas, estudiaba, leía, veía la televisión, cualquier cosa que la entretuviera pues no conseguía cerrar los ojos con facilidad. En las mañanas se despertaba con la torpeza que nunca en su vida había tenido, se había ganado varios moretones gracias a aquello. En el hospital seguía siendo la misma persona, pocas veces solía sostener alguna conversación con Chloe y de los demás chicos ni que hablar. Pero su vida privada era un desastre. Aunque en realidad siempre había sido un desastre. Soltó un suspiro y golpeó el despertador rojo el cual se encontraba sobre la mesita de noche, a un lado de la cama en donde dormía para que éste guardara silencio. Se levantó de la cama con dolor de cabeza y nauseas. Se llevó enseguida la mano hacia la boca para cubrirla y correr hasta el escusado. No había comido nada en mal estado, ni había estado bebiendo la noche anterior. Pero las defensas solían bajar cuando no se obtenía el descanso necesario. –No puedo tener tan mala suerte –se dijo a si misma con la cabeza pegada al inodoro y los ojos llenos de lágrimas. Se levantó sin ganas y se obligó a darse una ducha donde volvió a vomitar. Cuando salió del baño, desempañó el espejo y se miró en él. Hizo una mueca. Se veía terrible.

Cuando se encontró lista para dirigirse al hospital descubrió que ya era bastante tarde. Se cubrió con un abrigo negro y se colocó las gafas de sol sobre los ojos. Durante el camino tomó dos pastillas que parecían querer matarla de lo grandes que eran y compró una bebida que le repusiera los electrolitos. Escuchó la voz de una de sus internas, quién la saludaba con amabilidad –Buenos días doctora Mierzwiak –siempre tan lambiscones los chicos del hospital. Los conocía bien y trataban a sus jefes con el respeto que merecían pero en cuanto éstos se daban la vuelta comenzaban a hablar mierda de ellos. Entrecerró los ojos y esperó a que le dijera algo importante, fue entonces cuando le recordó de la junta que tenían todos los residentes. No era que alguien le hubiera dicho especialmente a ella, pero lo había escuchado por ahí, de algún médico de guardia –Aún sigue en pie la cirugía del señor Williams ¿Verdad? –inquirió con voz cansada. Necesitaba cortar, tal vez eso la haría sentirse mejor. Vio asentir a la rubia y sonrió con sequedad y con algo de satisfacción.

Era tarde ya y probablemente la sala de conferencias se encontrara repleta de personas, lo menos que quería era tener la mirada de todos sobre ella. Tomó una bocanada de aire y se echó un vistazo cuando pasó al baño para repetir lo de la mañana, no logró retener en el estómago su desayuno. Llevaba consigo su cepillo de dientes y pasta dental pues no quería apestar a vómito todo el día. Su aspecto no había cambiado demasiado, seguía viéndose como si fuera a perder la conciencia en cualquier momento así que bebió un poco más de ese ponche de frutas que reparaba los electrolitos. Apretó los labios y entró al lugar. No quería llamar la atención pero era como si el universo se las hubiera ingeniado colocando unos libros en donde ella pudiera tirarlos al suelo. –Lo siento –dijo observando al director. Gracias torpeza recientemente adquirida que no te olvidas de hacerme pasar un mal rato. Pensó para ella y soltó un suspiro. Se dedicó a reacomodarlos.

Mientras recorría el salón con la mirada se encontró con el rostro de Rickard, le causó un incómodo sentimiento en la boca del estómago, lo cual prefirió pensar, era a causa de su estado de salud. Semanas sin verse, después de lo sucedido, después de que lo dejara solo en su casa sin hacer caso a las palabras del moreno, ignorando todo lo sucedidos. Se volvían a encontrar. Seguro estaba gozando la torpeza y el mal rostro de Biänca.Se cruzó de brazos y permaneció recargada a la pared –¿Te encuentras bien? –Preguntó uno de sus colegas sin cuidar demasiado su tono de voz, interrumpiendo las palabras de Winngham. –Por que no luces muy bien –dijo esta vez con más cuidado sin quitar la mirada de donde se encontraba el director. La morena abrió la boca para contestar, decirle que todo estaba bien pero la cerró enseguida. La cubrió con su mano y salió de la habitación velozmente. Era una suerte que el pasillo se encontrara parcialmente vacío. Perfecto.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Sáb Jun 09, 2012 2:43 pm

Cruzarse de brazos era su mejor y nueva postura favorita, con un significado más personal que la comodidad que solía causar al resto. Era una manera de detenerse así mismo, estando en esa posición se sentía más duro y frívolo, como ponerse unas cadenas mentales que le impidieran moverse y correr tras de ella para preguntar qué es lo que sucedía.
Cuando la vio entrar en la habitación todo el cuerpo se le heló como si hubiera escuchado a un muerto hablarle, no tuvo manera de mirar a otro lado pues su deslumbrante entrada llamo la atención de toda la gente dentro de aquella sala. Trato de mantenerse impasible con los ojos puestos en el Dr. Winngham, su fuerza de voluntad debía de durar al menos hasta que terminará la junta y pudiera volver al amable mundo de la cirugía donde reinaba la sangre y el dolor.

... una hoja para cada uno de sus internos. Llenenlas con sus datos y por favor ¡Intentenlo! Que su evaluación sea imparcial, se que sus internas son bonitas y que ellos les trajeron un late para conseguir una cirugía, pero eso no cuenta mucho para que pasen... las risas se desataron en la sala pero no la del castaño, solo había tomado uno de los tantos sobres que se pasaba de mano en mano y había regresado a sus pensamientos sin comentar nada con sus colegas.
La gente comenzó a dispersarse después de quince largos minutos de discurso, preguntas y más preguntas idiotas. Sobre la mesa quedaron solo los sobres de aquellos que no se presentaron, Rickard los miró esperando que alguien más tomará el de ella, rogó que no tuviera que ser él la persona destinada para llevárselo y explicarle la dinámica.
Vamos, cógelo, la viste enferma así que serás amable y le llevarás los archivos pero el tipo se salió sonriendo y hablando con otro grupo de residentes olvidando a la compañera que casi le vomitaba en los pies.
¿Hay algo que no te quedo claro? la voz del jefe lo sacó de sus pensamientos abruptamente, el castaño negó frenético con la cabeza emprendiendo la caminata hacía la puerta, no quería charlar de más con Winngham, apenas acababa de liberarlo de su castigo como para ganarse otro. Ya estaba a punto de cruzar el umbral cuando la debilidad le pegó con un tubo en el estómago.
Eh olvidado algo - le indico para que lo dejara volver a entrar.

Camino por los pasillos con gesto cansino. Estaba siendo estúpido, arrastrado y lastimero. A pesar de lo que había sucedido todavía se tomaba la molestia de tomar sus formularios y buscarla para dárselos.
¿Dónde esta Mierzwiak? - preguntó a una de sus internas. Ella lo miró como si estuviera reconociéndolo ¿Me escuchaste? - la presiono Rick para hacerla hablar. Ella parpadeó y señalo a espaldas del moreno. Creo que esta enferma fue todo lo que le murmuro sin perder de vista a una pálida y en apariencia cansada Biänca.
Toma - trató de mirarla lo menos posible pues no quería preocuparse, ni sentir nada por ella. Estaba prohibido para Baelish desarrollar cualquier tipo de sentimiento hacía ella, ya no más Pregunta que es lo que debes hacer - le empujó el sobre contra las manos y el pecho dándose la media vuelta para volver a sus actividades pero no pudo ir más allá de la recepción donde se recargo dándose un masaje en la sien. Quería regresar, preguntar como estaba, dónde vivía, decirle que era una maldita perra por haberle mentido como un niño... quería tantas cosas pero todas ellas lastimaban y él no quería sufrir ni ser malo con ella.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Sáb Jun 09, 2012 4:13 pm

El dolor de cabeza que se había quitado con las pastillas de la mañana volvió a penas y se recargó contra la pared. Se llevó la mano a la frente, no tenía fiebre lo cual era bueno pero aún así no sabía de que se había enfermado. Cerró los ojos y esperó fuera de la sala de conferencias a que ésta terminara, no duraron demasiado tiempo allá adentro –necesitas ir a hacerte algunos análisis –comentó una de las residentes al salir, como si se encontrara preocupada por ella. Biänca se encogió de hombros –lo haré, lo haré –no había razón para preocuparse tanto. Entraría a la habitación cuando todos hubieran salido ya.

Avanzó con lentitud hacia una de las sillas acolchadas que habían en la sala de espera. Lo mejor hubiera sido quedarse en la habitación de su hotel y llamar al hospital para avisar que se encontraba mal. Pero como siempre, la morena quería ser la mejor en todo y no dejaría que un simple mal estar le impidiera serlo. Cerró los ojos y se recargó en el respaldo de la silla donde escuchaba las conversaciones de los familiares y los médicos. No sabía lo que ellos sentían pues nunca había tenido que pasar por situaciones como esas, su abuelo murió en casa, de una manera rápida y a sus demás abuelos nunca los conoció. Sus padres estaban sanos. Debía ser duro, escuchar las malas noticias. Apretó los labios y entonces abrió los ojos.

No importaba cuanto intentara por mantener equilibrados sus electrolitos, le era imposible. La enfermedad comenzaba ya a preocuparla, levantó la mirada y se encontró con un Baelish de semblante frío. Estaba bien, lo merecía, merecía esa mirada –gracias –contestó después de tomar el paquete de hojas entre sus manos. Llevó la mirada hacia el suelo. Dudaba que hubiera escuchado lo que Biänca respondió, pues cuando logró articular la palabra el ya se encontraba a varios metros de ella. Un escalofrío recorrió su espalda al momento de despegarse de la silla.

Se encontró con sus chicos caminando por el pasillo – Necesito que vayas a la cafetería y me traigas un Gatorade, estaré… -guardó silencio y cogió aire –No sé donde estaré, búscame. Cualquier cosa que…Patricia, dile a la doctora Emma que no puedo entrar a la cirugía, pero tú puedes entrar. No me avergüences –explicó a los chicos sin siquiera ponerles atención. Siguió con su camino. Tenía suerte de que la chica, Patricia, fuera de sus mejores internas, atendía al momento y trabajaba bien bajo presión.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Sáb Jun 09, 2012 5:29 pm

¡Eh, Baelish! abriendo los ojos antes la voz que lo llamaba giró el rostro hacía su izquierda para mirar a un grupo de residentes que igual que él terminaban de salir de junta. El castaño los saludo con un movimiento de cabeza para luego volverse a centrar en su migraña repentina. Sus dedos trazaron círculos sobre su cien en espera de obtener el deseado consuelo tras el masaje. Estaba en eso cuando la misma voz resonó más cerca de su oído. ¡Vamos, que no tienen cosa mejor que hacer! pensó sin voltear a ver al tipo a su lado.
¿Qué le sucede a Biänca? Tiene una cara fatal ¿Qué demonios le venían a hacer platica? Acaso durante sus años de interno no comprendió que Rickard no era precisamente el ser más sociable de todo el hospital No lose - contesto encogiendo sus hombros volteando a verla. Ya se marchaba junto con su grupo de internos. Mejor así, entre menos se vieran todo estaba perfecto.
Cómo no vas a saberlo ¿No se supone que vives con ella? ante eso el castaño se volteo a verlo con cara de pocos amigos No lo se Beck, no he hablado con ella ¿Contento? - si lo que querían era saciar su curiosidad sobre por qué ya no vivían juntos, de los labios de Rickard no iba a obtener nada aunque el motivo fuera más que obvio. Desde tu altercado tras la cirugía nada había sido igual para ellos.
Tal vez haya... ya sabes, no sería la primera interna en embarazarse aquella insinuación fue cubetada de agua helada para el moreno que se irguio de inmediato sin retirarle la mirada de fastidio Que estupideces dices - bufó torciendo su mirada dejando al chico hablar solo ¡Ea, no es para molestarse! ¡Yo solo decía! era claro que eso era para burlarse del moreno quien trago amargo debido al coraje. Se encamino rumbo a los ascensores donde al doblar esquina se encontró de nuevo con los internos de Mierzwiak y a ella junto con los mocosos.

¿Y si era cierto? Y si Biänca... se le hizo un nudo en el estómago que casi le dan ganas a él también de vomitar. No, ella no pertenecía al grupo de las estúpidas que pasaban de cama en cama. Solo de pensarlo se puso nervioso, a primera vista todos los síntomas encajaban la inestabilidad estomacal, la palidez y el cansancio, pero eso era un diagnóstico bastante estúpido, podía tener una infección o demás... o simplemente estar embarazada le recordó su mente.
Camino pasando al lado de los internos de la chica que de inmediato lo voltearon a ver deteniendo sus pasos como si eso se tratase de un espectáculo
¡Vamos! ¿No los han mandado a hacer algo? - le indico alzando las manos para apurarlos a marchar Deberían centrarse en no echarlo a perder - terminando su frase se volteo hasta la morena que tenía de frente. Cómo te gusta ser arrastrado, te gusta que te usen de alfombra. Ella ya te dejo, te mando al carajo y aun así vienes a buscarle la cara. No tienes amor propio.

Se quedo mirando a la morena de frente sin saber como hablarle. Sus cejas fruncidas y su mirada al piso denotaban su carácter huraño. ¿Qué le decía? ¿Cómo le preguntaba si necesitaba ayuda? Cómo lo hacía sin quedar como un estúpido.
¿La jodiste y estas embarazada o que carajo te pasa? - Bien, no era un estúpido. Era un idiota.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Sáb Jun 09, 2012 7:25 pm

Iría al laboratorio, le pediría a los chicos encargados del lugar que le tomaran una muestra y le hicieran una biometría hemática. Eso le ayudaría a saber que tenía, podía tratarse de alguna anemia o infección, algo completamente normal. Comenzó a caminar hacia fuera de la sala de espera justamente detrás de sus internos, ellos irían a lo suyo, ella a sus cosas. Caminó entonces delante de ellos, quería llegar lo más rápido posible al laboratorio –Bien, estaré en el laboratorio, si no me encuentran ahí sólo búsquenme en el localizador, no creo que les sea demasiado difícil –les comunicó mientras se abría paso entre ellos – ¿No pueden ser más lentos? –soltó con sarcasmo.

Escuchó la voz de Baelish regañando a sus internos. En eso se giró. No tenía que hacer nada con los internos de la morena. Ella podía manejárselas sola y sabía como educar a sus alumnos. Frunció el ceño y se giró para observarlo, los chicos se habían dispersado dejándolos solos a ellos dos. ¡Gracias! Pensó con ironía y apretó los labios. Si se miraba tan molesto y si no le había dirigido la palabra en semanas ¿Qué hacía frente a ella? Abrió más los ojos y alzó las cejas. Se quedó en silencio por unos segundos con la boca abierta.

Wow, ahora resulta que estoy embarazada. Es más a ti que te importa que es lo que me pase, no es como si te afectara de alguna manera –contestó irritada. Apretó los papeles contra su pecho y devolvió la mirada hacia el frente –Estoy perfectamente bien –mintió. No se encontraba bien ni física ni emocionalmente. Su mal estar mental se había convertido en un impedimento físico. Eso no era estar bien y todavía tenía que soportar las miradas y preguntas de los demás residentes como si fuera si maldita tarea el enterarse de todo. No obstante, las miradas y palabras de Rickard volvían todo peor. Sabía que lo que lo había llevado a formular esa pregunta no era para molestarla, al menos eso era lo que ella quería creer. No se encontraba para nada bien. Pero ese terminaba siendo su problema y el de nadie más.

Suspiró cansada y se llevó la mano al costado derecho del torso. Intento reprimir el quejido pero le fue imposible. Un dolor agudo le hacía imposible el pasar aire –No estoy embarazada –respondió como pudo. En esos momentos la pregunta que el moreno le había soltado le pareció graciosa. No se había acostado con ningún hombre desde hacía ya bastante tiempo. Tenía cosas más importantes que hacer.

Permaneció en silencio recargada en la pared hasta que el dolor se volviera más soportable. Y tomó una bocanada de aire para seguir caminando.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Sáb Jun 09, 2012 8:02 pm

¡Por que sigues aquí! ¡Entiende! ¡Escucha lo que te dice! En estúpido y sordo se había convertido Baelish ¿Por qué seguía ahí parado si ella ya lo había despachado? No sabía en que radicaba su afán por estar a su lado, ella se aferraba en alejarlo y él se acercaba aun más. No lo quería en su vida, se lo había demostrado con acciones y con palabras, pero simplemente el castaño la buscaba como si fuera presa de la fuerza de gravedad.
Torció la mirada ante su primera respuesta y de haber tenido tiempo le hubiera regresado el agrío comentario, pero ella se quejó de improviso provocando que diera un paso al frente tendiendo una mano para sostenerla. Ella se las arreglo sola como era de esperarse que hiciera Biänca, así que de inmediato regreso su brazo a su costado solo mirándola.
Claro, la perfección te brota por los poros - cruzado de brazos espero impaciente a que la mueca de dolor se desvaneciera de su rostro. Hasta ahora no le había confirmado si la insinuación era cierta y estaba enfrascada en un lió de nueve meses, más por su aflicción pudo concluir que no era verdad y que en realidad el comentario de su compañero había sido solo para joder su día.

Hizo ademanes de volver a caminar, esta chica era una necia. Por un resfriado Baelish se hubiera tumbado en la cama a ver andar por el techo a las arañas, pero ella todo lo contrario estaba pasando una penitencia.
La necesito - se excuso con una enfermera que transitaba por el pasillo y a quien se le atravesó solo por acercarse a tomar una silla de ruedas ¿En serio? ¿Tú estupidez no tiene límites verdad? Detuvo a Biänca en su caminar poniéndole una mano en el hombro y empujándola para atrás con la única finalidad de hacerla sentar.
Si te levantas voy a tener que amarrarte a la silla. Y lo haré si es necesario, así que por favor - su timbre de voz no fue para nada agresivo, sino bastante conciliador y amable como pocas veces. Miro a la morena por unos segundos, su comentario iba enserio, por más que su orgullo fuera grande debía dejarse ayudar, aunque aquí el pisoteado del orgullo era Baelish.

No se por que hago esto - le murmuro - Tal vez por que me da pena verte con esa cara de moribunda o por que temo que sea algo grave lo tuyo y contagies a medio hospital - encogió sus hombros reteniendo una sonrisa empujando con regular fuerza la silla. ¿A donde ibas? - se detuvo al dar vuelta en una esquina, llevaba a penas unos segundos de ir empujando sin saber realmente a donde.

Off. Ni creas que ya me doblaste y voy a ser bueno todo el rato. Solo es en lo que agarras fuerza


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Dom Jun 10, 2012 9:39 pm

No logró moverse de donde se había quedado parada, el dolor había disminuido pero si comenzaba a caminar éste volvía velozmente. Tal vez eso era su castigo por lo que le había hecho a Baelish, tal vez era esa la forma en la cual el universo le cobraba, por que lo que hizo fue horrible. Se mordió la parte interior de la mejilla y se llevó la mano libre a la frente. Rodeó los ojos ante el comentario del moreno. No iba a admitir nunca que necesitaba un poco de ayuda, mucho menos a él. Ella solía apañárselas por si sola, hasta ahora siempre había encontrado una manera de arreglar sus asuntos, sin embargo todo el mundo necesita ayuda.

Llevó el rostro hacia donde estaba Baelish para ver si este seguía ahí. Y entonces al ver lo que iba a hacer se obligó a caminar, lo cual no era muy fácil debido al agudo dolor de su costado. Oh no. No iba a dejar que él, con su ‘’preocupación’’ por el bienestar de Biänca le hiciera sentir peor de lo que ya se sentía. Una mano le impidió seguir caminando y cualquier esfuerzo que hizo por quedarse de pie se fue al diablo. Él estaba sano y fuerte, ella no podía siquiera moverse. Justo cuando iba a levantarse de la silla de ruedas y a recriminarle, él habló. Su voz no era la típica y eso la sorprendió, además de causarle incomodad en la boca del estómago. Lo que menos merecía era ayuda de él. No contestó a sus palabras pero se acomodó en la silla de ruedas y asintió con la cabeza –Gracias, en serio –movió un poco la cabeza para observar su rostro –No tienes por que hacerlo –respondió en un murmuro. Pero agradecía que lo hiciera.

Sonrió –pensaba ir al laboratorio, hacerme un análisis sanguíneo, ver que es lo que me está pasando –se encogió de hombros –probablemente hubiera sido mejor que me quedara en cama –pero estar en el hotel, sin nada que hacer, sin trabajos que le ocuparan la cabeza iba a terminar siendo inaguantable. Lo que menos deseaba era estar sola con sus pensamientos –Creo que después, no sé supongo que me pondré una IV, para ver si ayuda en algo mientras espero los resultados de los análisis –agregó segundos después.

Había querido disculparse un millón de veces, algo muy raro en ella. Biänca no era de esas personas que se sentían mal por los demás, que les importaban los sentimientos de otros, era fría, arisca y solía decir las cosas claras y directas, sin arrepentimientos. Pero con él siempre había sido diferente, aunque no lo admitiera, había algo especial. Le había dicho que gracias a ella, había encontrado un equilibrio. No quería ser la causante de el dolor de Rickard. Aunque no estaba completamente segura de cómo era que él se sentía. Bajó la cabeza un poco y llegaron al laboratorio, donde todos trabajaban con una precisión impresionante. Hacer análisis todo el tiempo no era lo suyo, no le gustaba pero admitía que era interesante. –Necesito una BH por favor – pidió a la chica detrás del mostrador, esperó a que abrieran la puerta y los pasaran a ambos al sitio en donde harían la extracción sanguínea. –Nunca me gustaron demasiado las agujas – soltó al aire, pues no necesitaba silencios incómodos en esos momentos.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Lun Jun 11, 2012 1:13 am

Empujo la silla por los pasillos limitándose a escuchar y asentir a sus palabras, no sabía como sostener una conversación civilizada sin recriminar nada de lo que le había hecho, sí, por que le echaba toda la culpa a Biänca, así que prefirió mantenerse callado. Ok, eso era muy exagerado y dramático para una sola persona, ella era libre de marcharse y hacer de su vida lo que más le acomodará, no tenía por que informarle a Rickard los por qué de su partida... pero aun así le dolía. Tuya fue la culpa por tomarle un cariño que no debías. Sí, había sido su culpa, ahora debía de lidiar con ello.

Al llegar a los laboratorios fueron recibidos por una chica que los guió hasta una sala donde le extraerían sangre a la morena. Rickard dejo que la otra chica se encargara de ella mientras que él tomaba asiento, no muy lejos, en uno de los bancos de metal.
No te gustan cuando están en tu cuerpo - sonrió comprendiendo el sentimiento de ella, de hecho era fobia para el castaño cualquier tipo de jeringa que obviamente se usará en él Pero que tal te parecería un bisturí. La sensación de abrir la piel de una persona, eso si que te gusta - recargó sus manos en sus rodillas mirando que la chica tomará la muestra correctamente y sin tener que pincharla dos veces. Su mirada iba de la jeringa al rostro de la laboratorista, esperaba que se equivocara y la pinchara dos veces, él le reclamaría obviamente pero nada de eso sucedió y la muestra se obtuvo con limpieza.
En media hora les dijeron así que Baelish volvió a tomar su posición tras la silla con rumbo a cualquier sala de descanso donde la morena pudiera recostarse.

Con su permiso pero vamos a robar un poco de esto - cogió de una estantería jeringas, vendoletas, una bolsa de suero y demás que necesitaba para la intravenosa. A la primera puerta que no encontraron cerrada se abrieron paso para prender la luz y entrar. El espacio era muy pequeño para que cupiera la silla, ellos dos y quedará lugar para moverse así que dejo que ella se sentará en la cama para descansar, posteriormente el castaño se sentó en la silla que antes había estado ocupando ella, se divirtió unos momentos haciéndola para atrás y para adelante chocando con la pared y la puerta.
¿Dónde la prefieres? ¿Mano o antebrazo? - para él todas las formas eran incómodas, un estiramiento y sentías que te jalaban las venas. Se sonrió por eso Cada vez que pienso en una intravenosa recuerdo aquella escena de pesadilla en la calle Elm - negó con la cabeza manteniendo su sonrisa mientras preparaba todo - Aquella cuando al chico lo sostienen de los nervios como una marioneta, así imagino que se debe de sentir cuando te jalas sin querer la jeringa - levantó su vista para encontrarse con el rostro de Biänca Lo siento, no debo de estar hablando de estos temas. Bien, dame tu brazo - extendió su mano en espera de tener la de ella.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Lun Jun 11, 2012 2:44 am

Observó a la chica que llevaba la jeringa en mano, parecía joven pero ni se mostraba nerviosa, se veía como si supiera lo que hacía lo cual le inspiró un poco de confianza. Soltó un largo suspiro mientras limpiaban el brazo con alcohol y la chica hacía su trabajo. Había tenido muy malas experiencias antes, sus venas eran difíciles de encontrar y solían piquetearla varias veces antes de poder sacar sangre. Por eso rara vez iba a hacerse estudios. Le tenía un extraño temor a las agujas, de pequeña debían perseguirla para poder ponerle las vacunas. –Si me abrieran la piel no me gustaría demasiado, pero claro, la sensación es genial –y entonces no dijo nada más. No le gustaba hablar ni que le hablaran al momento de la extracción. Solían decir que mantener una conversación con el paciente durante ese tipo de análisis mostraba seguridad y profesionalismo a la hora del trabajo. A Mierzwiak eso simplemente la ponía más nerviosa. Cerró los ojos y apretó los labios cuando vio que la aguja se acercaba a su brazo. Todo pasó rápido. El cuerpo que estaba completamente tenso se relajó y ella abrió los ojos. Lo primero que hizo fue ver si Baelish seguía ahí. Se sintió estúpida por haber hecho eso, no debía tomarle tanta importancia a una persona.

Se reacomodó en la silla de ruedas, no le gustaba estar sin trabajo que hacer. Y con trabajo se refería a cirugías, se sentía una buena para nada. Se dedicó a observar con detenimiento a las personas que pasaban por los pasillos. Familiares preocupados, médicos estresados, y personas moribundas. Lo típico de un hospital. Observó las cosas que tomaba Rickard aunque sin mucho interés.

No tardaron demasiado en encontrar un lugar donde quedarse. Era pequeño pero prefería eso a pasarlo en la clínica llena de personas. Como pudo se levantó de la silla de ruedas y se recostó sobre la cama. No eran demasiado cómodas, aunque mejor que las camas para descansar en tiempo de guardia sí. –Creo que la prefiero en la mano –soltó en una mueca. Se le quedó mirando por unos segundos en completo silencio y después asintió con la cabeza –Sí, mejor no hablemos de eso. Aunque debo de admitir que esa película nunca me ha dado miedo –comentó juntando sus dos manos en una palmada –las películas de terror suelen ser mis preferidas – y siguió como si a él le importara. Acercó su mano a la de él pero llevó la vista hacia otro lado. Le quería preguntar por qué estaba ahí atendiéndola cuando podía estar haciendo lo que quisiera lejos de su presencia, la cual podía ser molesta. Apretó los labios y cuando terminó de colocar la aguja y arreglar todo, se volvió a acomodar en la cama –Gracias, de nuevo –le había agradecido bastantes veces en el día. Algo bastante extraño.

Necesitaba saber como estaba, si había conseguido un nuevo compañero, si algún día la iba a perdonar. Habían muchas preguntas que hacer, pero las dejaría para otro día, o para nunca –Perdón por haberme ido –dijo al fin. Pero él no necesitaba sus disculpas, y Biänca sabía que tampoco las querría.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Lun Jun 11, 2012 3:37 am

Una sonrisa fugaz se volvió permanente en sus labios. También eran las suyas, el misterio, el terror, lo que a los demás les parecía horroroso y los llenaba de pavor a él lo llenaba de adrenalina. Qué tanto poder tiene una sola persona para hacer temblar a miles con una inocente proyección, meterse en tu mente para grabarte una imagen, hacerte creer que aquello es malvado y te perseguirá por todos los días de tu existencia. Eso si que era rudeza, rudeza y poder.

Con cuidado limpio su mano con alcohol, no había visto piel tal blanca y tan sensible a un roce médico, debía de estar nerviosa pues apenas divisaba sus venas, sus dedos eran largos y muy finos, las uñas perfectamente recortadas... ¡Ey, ey, para con tus pensamientos idiotas! Se presionó a si mismo para tranquilizar las aguas de su mente. Es una paciente más, debes tratarla como eso. Nada más.

Entiendo - fue todo lo que contestó respecto a las películas, teniendo que morderse la lengua para no decir: "Las mías también ¿Quedamos para ver una juntos?".
El pinchazo en su mano fue limpio y rápido, pronto soltó su mano dejándola descansar tal cual era el objetivo. Rickard por su parte se meció en la silla mirando al techo, nada relevante. Hasta lo último.
En corto dejó de moverse, todo él se quedó estático con las manos aferradas al reposabrazos cerrando los dedos contra el metal con tal fuerza que sintió el filo casi rasgar su piel, no era un tema que quisiera tocar pues no estaba en su naturaleza volver la cara al pasado. Tragó saliva para después suspirar, hubiera jurado que aquello se escuchó en todo el hospital de lo seca que tenía la garganta pero claro que aquello era solo un supuesto combinado con su nerviosismo.

Te he contado... - comenzó a hablar probando que su tono fuera el de siempre, despreocupado y con esa nota de sarcasmo al final de cada frase - Que algunas veces he pensado en cambiarme a psiquiatría. Me enloquece saber que es lo que sucede en la mente humana, aquellas sensaciones, como es que un solo órgano es capaz de ejercer su influencia en los demás sin que tu seas realmente consciente de ello - suspiro, cerrando sus ojos poco a poco fue soltando el borde de la silla, se fue tranquilizando.
Amo mi especialidad aunque pocas veces pueda entenderla - siguió con el vaivén. Si algún día cambiaba a psiquiatría sería para tratarse ese desorden bipolar que le aquejaba, algunas veces tenía actitudes dignas de un maniaco, pero era solo para relajarse, era su consuelo. Rickard no necesitaba otra cosa más que personas en su vida, verdaderos seres humanos que llenarán los vacíos con los que había crecido. Ella se convirtió en uno, pero simplemente se decidió a dejarlo justo como lo habían hecho otras personas con anterioridad: sin avisar y sin molestarse en decir hasta luego.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Lun Jun 11, 2012 5:13 am

Se quedó en silencio por unos segundos, mirando directamente a un punto fijo en la pared. Estaba bien, no hablarían del asunto, él no quería hacerlo, no iba a obligarlo. Sin embargo aquello le lastimó y nunca antes le había sucedido, la mayoría del tiempo tomaba las palabras de los demás con una completa indiferencia, pero eso, eso no lo podía soportar –No, nunca lo dijiste –cerró los ojos –Psiquiatría…pero si tú eres un excelente cirujano, sería talento mal gastado –lo decía con completa sinceridad, en su voz no había presencia de sarcasmo ni burla como solía haberlo siempre que hablaba con él. Realmente creía, más bien sabía que Rickard era un cirujano de excelencia. Pero esas no eran cosas que solía decirle a los demás. –Pero es interesante, definitivamente –sonrió de medio lado. Pero te extrañaría. Pensó y movió la cabeza de un lado a otro intentando borrar el pensamiento.

Se colocó de costado, mirando hacia donde él estaba, pero intentando no cruzar la mirada con Baelish. –Espero que no sea nada importante –comentó refiriéndose a su malestar. Esperaba que fuera alguna infección viral pero parecía que era algo más grande –Si es algo que me va a retener en cama por mucho tiempo, no creo que vaya a poder soportarlo –rio un poco.

Creo que dormiré un poco, mientras están los resultados¡No te vayas! Quiso decirle pero sería la cosa más hipócrita del mundo. Sería lo más idiota y desconsiderado que pudiera decirle en esos momentos, así que no lo hizo –Am…puedes decirle a alguno de mis internos que pasen por los resultados, no quiero tomar más de tu tiempo –agregó enseguida –Gracias por haberme ayudado, Rickard –le sonrió un poco. Cerró los ojos y se encogió un poco para no perder calor corporal, bastante frío hacía en la habitación y sufría de pequeños escalofríos.

Las noches en vela habían hecho de las suyas, pues en cuanto cerró los ojos y logró poner su mente en blanco se quedó dormida. No supo cuanto tiempo durmió, no demasiado supuso pues nadie la había despertado para traerle los resultados. El suero y la siesta ayudaron, se sentía con más energía y con menos malestar, pero aún así no se encontraba bien, simplemente los síntomas se habían aminorado.


Off: yo por siempre, haciendo las cosas más nulas del universo.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Lun Jun 11, 2012 12:42 pm

También él esperaba que su enfermedad fuera cualquier infección que se hubiera complicado por algún alimento que ingirió o simplemente por que andaba baja de defensas, a pesar de tener motivos no le deseaba nada malo a la morena. Si iba a sufrir prefería que fuera a manos de él y por obra y gracia de su sarcasmo no más por que tuviera una enfermedad. Para un paciente era doloroso pero más lo era para un cirujano, estar alejado de los quirófanos era el peor de los castigos.

No lo es, puedes dormir tranquila. Será solo una infección y con el medicamento adecuado te sentirás mejor - auguró mirándola acomodarse y cerrar los ojos. Aunque escucho su petición no se movió de ahí hasta que la observo dormir plácida y profundamente. Se levantó para quitarse la bata y cubrirla con ella, ahí no había ni una toalla para cubrirse, lo único existente era una simple sábana que estaba por debajo del cuerpo de ella, así que a falta de, la bata del moreno le vendría bien.
No tienes nada que agradecer - le susurró con voz muy baja. Nunca antes la había mirado dormir, respetaba mucho su espacio así que no entraba a su habitación la que por cierto se había quedado intacta desde el momento que se fue. Era una Biänca diferente, tan expuesta ahí dormida que él no pudo resistirse. Se inclino sobre su rostro para dejar un beso sobre sus cabellos, tres segundos aproximadamente fue lo que duró la pequeña muestra de cariño de Baelish, luego reacciono y se reincorporó de inmediato para salir de la habitación.

Por los pasillos iba atento por si se le cruzaba alguno de los internos de la morena, no los conocía, apenas lograba identificarlos al verlos arremolinados junto a ella, esperaba no equivocarse.
Doctor Baelish, lo he estado buscando...
¡Para! No estoy trabajando hoy, ¿Qué no me ves? No, bata. No, doctor Baelish - así de simple se sacudió a una de sus internas, no había pedido el permiso pero no le importaba, no se iba a estar en paz hasta que la morena volviera a su antiguo estado, solo después de eso volvería a alejarse.

Vengo por los resultados - exigió recargándose en el mostrador. Hasta ahora no había visto a ninguno de los internos de Mierzwiak y si lo hizo no logro reconocerlos, eran todos iguales, corriendo de un lado a otro. Como fuera, él ya había venido.
De regreso se detuvo en la cafetería por un té y un café, en su bolsillo guardo el sobre que acababan de entregarle, no iba a violar la confidencialidad de los resultados, sería ella quien abriera el informe.
¡Ey tú! - le habló a un chico que al verlo se dio vuelta de inmediato Eres interno de Mierzwiak verdad - no hacía falta una respuesta, reconocía esa cara Se supone que deberías de estar trabajando y no comprando comida - recibió sus alimentos y se acerco a él. Cuando el gato no esta en casa los ratones hacen fiesta - soltó con sarcasmo mirándolo de arriba a abajo, el tipo era un poco más alto que él pero en rango Baelish estaba por arriba de él La doctora Mierzwiak se tomará el día libre, avisa en recursos humanos que se reportó enferma, que ya se ha mandado hacer análisis aquí mismo y pueden comprobarlo si quieren. Cualquier cosa, usa mi localizador no el de ella, no han de molestarla con alguna de sus estupideces, no hoy - ¿Qué carajo pasaba con Baelish? Té, recoger sus análisis, hacerse cargo de sus internos y no de los de él. Eran actitudes muy buenas viniendo del castaño. A saber lo que le venía más adelante como precio a todas esas atenciones.

Al abrir la puerta lo hizo con todo el silencio que pudo, no quería despertarla. La miró con los ojos aun cerrados ¿Estaría dormida aun? Encogió los hombros volviendo a tomar asiento, dejando los análisis y té en la mesita junto a la cama, solo el café para él, para no dormirse igual.

Off. ¡Qué dices! Para nada que lo fue


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Lun Jun 11, 2012 2:21 pm

Se llevó la mano al estómago. Sobre ella había una especie de tela, cuando abrió los ojos reconoció que se trataba de una bata. Suya no era, pues todavía la llevaba puesta. –No puedes hacerme esto –soltó en un suspiro con tono preocupado. Se lo decía a él pues no podía soportarlo más. Se reincorporó en la cama, sentándose, el movimiento le revolvió el estómago y casi la hizo devolver, pero cerrando los ojos esperó a que se le pasara. –No puedes … -pronunció aún con los ojos cerrados. No puedes venir con tu bondad, con tu indiferencia a ayudarme como si nada hubiera sucedido. Si los lugares se hubieran intercambiado, si Biänca hubiera sido la traicionada, la persona engañada, probablemente nunca lo hubiera perdonado. Y era eso lo que le dolía y no podía verlo tratarla bien –No lo mereces –abrió los ojos entonces. Lo observó por unos segundos, alargó la mano para tomar un bote en donde vomitar de nuevo.

Alzó el rostro y alargó la mano para pedir los resultados de los análisis –estoy segura que esto no es una simple infección –frunció el ceño entrecerrando los ojos y cuando los papeles le fueron dado en la mano los observó. Se quedó leyendo los resultados por unos segundos, sin siquiera decir nada. Se llevó la mano a la frente y bajó la cabeza –Mierda –soltó con un poco de molestia –Tendrán que hacerme una cirugía –dijo aún manteniendo su postura. Tenía apendicitis, lo cual de un modo u otro agradecía, no era algo muy importante pero la dejaría en cama por unos días hasta que se pusiera mejor. No quería quedarse en cama, sin hacer nada por días, realmente no quería hacerlo –Tengo una apendicitis –le avisó.

Parece que me quedaré un rato en el hospital –apretó los labios. Llevó el bote en donde había vomitado la última vez, para hacerlo de nuevo –De donde mierda sale tanto vómito –tenía pensado llamar a sus padres, pero no irían por una simple apendicitis. La relación que tenía con ellos era mala, era, no existía una relación con sus padres. Pero ya estaba acostumbrada a ello.





I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Lun Jun 11, 2012 4:52 pm

¿Estaba soñando y por eso farfullaba cosas? No, no lo hacía. Pero él no quería averiguar el total significado de sus palabras y mucho menos entrar en detalles de lo que debía y no debía hacer, el moreno tenía sus motivos, muy personales e íntimos en relación a por qué la estaba ayudando, ella no tenía que opinar nada, ni hacerlo, salvo dejarse ayudar. La observo bebiendo su café como si nada aunque tuvo que retirar la mirada cuando ella sintió nauseas y el bote de basura fue su solución, le quería dar su espacio eso era todo, por que asqueroso no era.

Bueno tampoco es como que tengas cáncer. Estarás mejor entre más rápido entres a cirugía, es cosa menor. Tú misma podrías hacerlo si no tuvieras que estar sedada - ella volvía a volcarse sobre el bote mientras que Rickard aprovecho para echarle una mirada a los resultados, no había más que interpretar ni buscar otra salida, era cirugía y listo. La pregunta es quien la iba a hacer, debían de checar horarios en el tablón y ver que cirujano general estaba disponible, aunque cualquier otro podría hacerlo.

No tengo ni la menor idea, pero seguirá saliendo hasta que no inicies con el procedimiento. Ten
- le extendió un trozo de papel y el té que había comprado para ella Dicen que ayuda para calmar las nauseas, algo así como asentar el estómago - levantó las cejas no muy convencido de sus palabras. Daba igual, eran remedios de abuelas pero en algo podían ayudarle con tanta vulnerabilidad. Se levantó de la silla para que ella pudiera sentarse, había dicho que la ayudaría y que pasaría el día entero con ella hasta que se recuperara. ¡Pero que afán!
Vamos - le dijo esperando que ella se pusiera en pie y volviera a ocupar un lugar en la silla, mientras el moreno se ocupo de abrir la puerta y tratar de terminar su café. Esas sillas no llevaban un porta vasos así que no iba a poder empujar y sostenerlo al mismo tiempo y ella, bueno ella ya tenía mucho con lo suyo como para encargarle su bebida.

¿Quién te gustaría que tenga el honor de abrirte? - trato ayudarla mejorando su humor. Si fuera yo quien estuviera en tu condición mis internos serían los primeros en levantar la mano - se burlo sonriendo y recargándose en la pared en espera de que estuviera lista para emprender su camino a hospitalizarla.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Lun Jun 11, 2012 6:36 pm

Asintió con la cabeza y lo miró a los ojos, alargó su mano hacia una caja de pañuelos que estaban sobre la mesita de noche, a un lado de la cama. –bueno tienes razón –se encogió de hombros y se limpió la boca, no quería ir por los pasillos llena de vómito, aunque realmente el pañuelo salió limpio –es algo sencillo, no es tan malo estar un rato en cama –comentó poniendo una sonrisa en sus labios –supongo que me servirá, no he dormido nada en semanas, bueno, como dos o tres horas por noche. No sé como es que sigo funcionando…bueno ahora no es que esté funcionando demasiado –puso los ojos en blanco y se mordió el labio inferior –Sí bueno, hacer tu propia cirugía no es algo que me llame mucho la atención…es más bien para locos, eso de querer operarte a ti mismo –sonrió un poco más.

Hizo una mueca de asco, realmente vomitar no era algo que le gustara. Que idiota ¿A quién le gustaba vomitar?A nadie. Tomó el té que Rickard le ofreció y con un gracias imperceptible le contestó –el té sabe delicioso –comentó con sinceridad después de darle un trago. Se llevó la mano al vientre –creo que me vendrá bien tomar el té, tener algo en el estómago. Aunque no tengo apetito –arrugó la nariz. Se levantó sin muchas ganas de la cama, la cual le había tomado ya un poco de cariño, a pesar de haber pasado menos de una hora ahí. Se volvió a sentar en la silla de ruedas. Lo observó por unos segundos analizando su pregunta –Bueno, creo que preferiría que alguien que tenga mi confianza me abriera, no quiero que me maten –se encogió de hombros y luego se cruzó de brazos –supongo que estaría entre Winngham, el jefe no su sobrino que a él no le tengo ni la más mínima confianza –rió –Everett no por qué…bueno es un idiota y ¿Sabes qué? Da igual, con tal de que no me maten, quien sea que me abra está bien –concluyó.

No podría soportar esto mucho tiempo –comentó refiriéndose al estar sin hacer nada más que descansar –vamos es agradable tener un poco de ayuda y tiempo para descansar, pero para mi…que necesito estar ocupada es como una pesadilla –comentó mientras salían de la habitación –¿Que harías tú si no pudieras entrar al quirófano a operar? –preguntó con interés –Me refiero ¿Cómo ocuparías tu tiempo para no volverte loco? ¿O soy yo la única obsesionada con el trabajo? Por que realmente no creo que sea así –agregó enseguida con un tono más animado que anteriormente. Las enfermeras pasaban a su lado y al igual que los demás médicos, estas susurraban en los oídos de sus compañeros ¡Qué poca vergüenza tienen! Pensó mientras les dedicaba una mirada molesta.

Su grupo de internos pasó por donde estaban, unos se quedaron en silencio intentando pasar desapercibidos y los más curiosos se pararon frente a ella a preguntar que sucedía –Se encuentra bien –preguntó con preocupación en la voz una de las chicas. Biänca asintió levemente con la cabeza –Estoy bien, pero estaré ausente por unos días, eso no significa que se van a salvar de mi y mis tareas. Voy a querer que trabajen más de lo que lo hacen ahora –les informó mirándolos fijamente a todos –y si hacen algo mal, van a haber consecuencias –le gustaba asustarlos pues de esa manera lograban ellos esforzarse más. La chica asintió frenéticamente y observó a sus compañeros –Bien, ahora se pueden ir a hacer su tareas –movió la mano para que se alejaran.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Lun Jun 11, 2012 8:37 pm

Creo que estoy un poco loco entonces - se burlo, por que sí se lo había imaginado una vez. Claro que no una operación como tal, eso sería imposible por todo el instrumental que se maneja y la posición en la que se estaba, pero si pensó en algo sencillo como operar su brazo izquierdo con la mano derecha o tal vez una de sus piernas... ok, era mejor no entrar en las locas divagaciones del castaño a menos que quisiera ser recluido en psiquiatría por sus singulares ilusiones de vida.

Trataremos de buscarte alguien que no te mate - afirmo con una sonrisa siguiendo con su labor de empujar la silla. Ante las miradas de los curiosos Rickard no volteo ni para observar su sombra en el suelo, ignoró a todas aquellas personas que no hacían más que juzgar. No era su momento para prestarles atención Tal vez Dixon o Greenfield, ninguno de ellos es de mi agrado, bueno tal vez un poco Greenfield, es un loco el tipo pero se centra en su trabajo mientras que a Dixon no lo conozco del todo - encogió sus hombros, el primero era muy huraño y el segundo un simplón de porquería. Daba igual y como había dicho ella, la finalidad era no morir.

Iba a contestar con todo un manual para no morir en dos semanas sin cirugía, cuando aparecieron ante su vista el grupo de internos de la castaña. Rickard miro a uno de ellos, a quien se había encontrado en la cafetería, seguramente había ido a correr con el chisme. Yo tuve la culpa por confiar en un niño pensó recargándose un momento en la pared dejando que la curiosidad fuera saciada por las palabras de Biänca. Eran como ratones empapados, casi temblaban y hablaban tan bajo que daba pavor.
Por hacer sus tareas... quieres decir que pueden ir a sentarse a la cafetería - comentó a la castaña retomando su camino, recepción no estaba ya muy lejos y tampoco lo estaban las habitaciones de pre-operatorio Cuando fui por el té, encontré a tu chico el más alto, tragando papas fritas - torció su mirada sin poder evitar sonreirse. Tal vez tu quieras que Chloe se haga cargo de ellos, pero yo estaría encantado de meterlos con los míos - que por cierto, recordó, esperaba que no estuvieran metiendo la pata.

Les traje una nueva candidata para la morgue - les anuncio a las enfermeras que se voltearon a ver a una Biänca en silla de ruedas y un Anton con un humor por las nubes. Sin decir nada entregó los estudios a la enfermera para que ella misma los viera y se evitarán las incomodas preguntas ¿Qué te paso? y el aun más estúpido ¿Estás seguro que es quirúrgico?
Creo que una de ustedes querrá llevarla hasta su habitación mientras que yo me quedo aquí a fingir que hago algo - se puso a rebuscar entre los ficheros dejando que una de las enfermeras se hiciera cargo de Biänca ¡Eh! - la detuvo antes de que avanzaran Me preguntaste como no perder la cabeza cuando estas inactivo - le extendió entonces el cuadernillo de crucigramas, siempre había uno, ya había descubierto a las enfermeras jugando con ellos en sus tiempos libres y de ahí él había agarrado la costumbre, supuso que también era para los pacientes, como fuera, servía. Y esto solo es el principio - se despidió volviéndose con la enfermera tras la recepción a quien le daría santo y seña de lo que quería para Mierzwiak. El problema de operar a un cirujano, es que estos eran tan perfeccionistas que creían que debían decirles a los demás que hacer.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Lun Jun 11, 2012 9:44 pm

Realmente no sabría a quien escoger, así que espero no tener que escoger…¿podrías tú hacerlo? –preguntó sin mucha seguridad en la voz. Confiaba en el criterio del muchacho, siempre lo había hecho, le parecía una persona en extremo inteligente. Sabía que si el tomaba esa decisión sería una buena –Pero si no quieres hacerlo, si no puedes, está bien –se encogió de hombros y negó levemente con la cabeza. Tampoco quería ponerle tanto trabajo, no quería que se preocupara por ella ni por su bienestar, aunque sinceramente, se sentía bien tener a alguien a tu lado. No importaba que fuera por poco tiempo.

Puso los ojos en blanco ante los comentarios que había hecho sobre sus internos –Oh, déjalos. Ellos saben que si no hacen lo que les pido no entrarán a cirugía, por unas cuantas semanas, y estarán haciendo todos los enemas que tenga –llevó la vista al rostro de Baelish y sonrió ampliamente –Pero Bennet, si me vuelvo a enterar que no estás en la clínica cuando debías de estarlo –vio como el chico abría la boca para decir algo –No, me dejas terminar a mi…si no estás en la clínica, no me importa que no haya gente, ahí te quedarás hasta que llegue algún caso. Sí no, olvídate de entrar al quirófano –alzó las cejas y se recargó en el respaldo de la silla. Muchas veces no solían tomarla en serio, sabía como eran sus alumnos, en especial los hombres quienes se dedicaban más a coquetear con ella y sus demás compañeras, creyendo que así todo se pasaría por alto –Creo que tú podrías hacerlos sufrir un poco mientras yo estoy ocupada recuperándome –comentó volviendo la vista al frente.

Llegaron a donde estaban las enfermeras y la frase de Rickard les hizo rodear los ojos a quienes estaban ahí, incluyendo a Biänca –Sí, bueno espero no terminar en la morgue –comentó mirando a las chicas quienes tomaron los análisis –Podrían darme un poco de morfina? –preguntó a una pelirroja de quien no recordaba el nombre –el dolor es bastante molesto –frunció los labios. La chica tomó el puesto que anteriormente era de Baelish y comenzó a empujar la silla para llevarla a un cuarto. Esperaba por lo menos que fuera uno privado y más o menos grande. Escuchó el grito del moreno y se volteó un poco para ver que era lo que necesitaba –espera –le dijo a la enfermera, con voz pausada debido al dolor. Le sonrió al momento de tomar el libro que le entregaba –¡Muchas gracias Baelish! –exclamó antes de que la chica que dirigía la silla de ruedas volviera a los suyo. Se mantuvo en silencio mientras la llevaban a su habitación.

Ya sabes que si necesitas algo puedes localizarnos –comentó una de las enfermeras más viejas del hospital. Era una señora de carácter fuerte pero siempre hablaba con dulzura a sus pacientes. Era la favorita de Biänca y a veces parecía que Biänca era la favorita de ella. La habían ayudado a cambiarse y recostarse en la cama, la morfina había comenzado a hacer su efecto y la morena no era más que bromas y palabras dulces, por lo menos en aquellos momentos. –Yo lo haré, gracias Becky –arrugó la nariz y le sonrió ampliamente –¡Doctor Greenfield! –soltó con entusiasmo levantando las manos –¿Usted me operará? –preguntó entrecerrando un poco los ojos. Tomó una bocanada de aire y aplastó más la cabeza en la almohada.

– ¿Dónde está el doctor Baelish? –inquirió intentando ver si aparecía por la puerta.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Lun Jun 11, 2012 10:33 pm

Solo Dixon estaba libre. Demonios. No había cruzado palabra con el tipo ni una sola vez, era nuevo y no lo conocían mucho. Vamos se suponía que era un buen cirujano por eso estaba aquí, pero Rickard no podía quitarse la idea de la cabeza que todo en la operación debía de salir perfecto como si fuera él mismo quien la hiciera.
Finalmente después de un estira y afloja, de subir y bajar, preguntar por los médicos y hacer que alguien más intercediera por él, logro llevar al maduro cirujano a la habitación de Mierzwiak.
Qué demon... ¿La dopaste? - se giro hecho una furia en torno a la enfermera que iba a entrar tras de él
Dijo que sentía dolor... comenzó a excusarse a lo que Baelish bajo la voz para que Eddard no lo escuchará ¡Lo se! Pero no pudiste esperar a que trajera al cirujano. No iba a morir si aguantaba otros veinte minutos de dolor - casi quería darse de golpes contra la pared ante una Biänca bastante eufórica que recibía a un divertido Eddard Greeenfield. Al menos no fue Dixon pensó Baelish tras de él torciendo la mirada ante la morena.

Me hubiera gustado que la examinara antes de que repentino toque de humor - se disculpo innecesariamente con él. El tipo pareció ignorarlo o mejor dicho lo ignoró acercándose a palparle el vientre a la enferma mientras que un Baelish no muy contento se quedaba de pie en el marco de la puerta. No tenía por que molestarse con Biänca, era de esperarse ese tipo de comportamiento después de que le hubieran administrado morfina. Solo era por la sencilla razón del trabajo que le había costado conseguir que Greenfield aceptara hacerse un espacio para operarla y no mandarla con Dixon, de hecho había necesitado parte de la influencia de su superior en neurología quien le cedería a su residente una semana para que este estuviera en traumatología.

No es para infartarse Baelish, tu amiga tiene el humor de cualquier paciente con morfina encima. Ni la mitad de mis pacientes me reciben como ella lo ha hecho le sonrió a la morena mientras que el castaño no paraba de torcer la mirada. No es mi amiga pensó con cierta acidez ante el comentario. Nadie se lo preguntó pero al parecer esa era la apariencia que estaban dando Te veo en una hora en el quirófano Biänca era una simple apendicitis nada de que preocuparse, pero entonces ¿Por qué se sentía tan ansioso? Al grado de ir tras Greenfield para preguntarle tontamente como la veía. Pero incluso antes que él pudiera cuestionar el tipo le interrumpió No te quiero ver en la galería. No y no hay excusa que valga, como todo familiar la esperarás aquí eso hizo rumiar al castaño quien se mostró insistente No soy su familiar además.... - estaba yendo muy lejos todo por ¡Una - simple - operación! Decidiste tomar ese papel, lo siento.

El castaño regreso a la habitación para sonreirle a una todavía animada morena.
Veo que te tratan muy bien por aquí. ¿Crees que me puedas dar un poco de tu morfina? La necesito, solo un poco... - al tomar su expediente se aseguro que los datos fueran correctos y que correspondieran a los análisis previos que se había hecho.
Por cierto, me he encargado de tus internos, los he mandado a hacer rondas y repartirse actividades... pero eso seguramente ni te importa, ni se te quedará en la memoria por mucho tiempo - bufó con una sonrisa sentándose en el sofá al lado de ella. La puerta seguía abierta y los cristales con las persianas corridas en un solo lado. Desde ahí podía ver toda la actividad del piso Al menos no te quejarás, vas a tener entretenimiento por todo el tiempo que estés aquí.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Lun Jun 11, 2012 11:18 pm

Vio entrar a Eddard y después de recibirlo con extrema euforia vio a Baelish detrás –Oh, ahí estás –le sonrió enseñando los dientes –no regañes a las enfermeras por darme morfina, que te de apendicitis y quiero verte aguantar tanto rato sin morfina como yo lo hice –lo fulminó con la mirada, no lo decía en serio. Nada de lo que decía bajo el efecto de la morfina podía tomarse con seriedad. Observó al doctor Greenfield quien se acercó a revisarla –Usted no me matará, confío en que no lo haga –comentó levantando un dedo y señalándolo –¡Lo veo en una hora Doc! –respondió volviéndose hacia la televisión, que estaba prendida pero con un volumen bastante bajo.

Soltó un suspiro y se removió en entre las sábanas. Entonces después llegó Baelish, quien había salido de la habitación junto con el doctor, lo observó por unos segundos y sonrió levemente –No, y espero no tener que administrarte morfina nunca, así que más te vale no te metas en ningún problema, ni andes causando accidentes –frunció un poco el ceño. Eso sí que lo decía en serio, aunque ¿Quién le creería? El tono sonaba burlón. –Muchas gracias, te doy el permiso de que los castigues si hacen alguna estupidez, lo cual suelen hacer la mayoría del tiempo –llevó su mano hacia la gaveta de la mesita de noche, donde había guardado el libro de crucigramas, no estaba en sus cinco sentidos como para responder esas cosas con seriedad, así que lo dejó en donde estaba –Entrarás a la cirugía? –preguntó con interés –digo, no puedes pasarte el día haciendo nada de nada… -comentó mirándolo fijamente.

Apretó los labios y vio como entraban algunas enfermeras para ver si todo estaba bien. Si no cuidaba su boca podían salírsele las frases que tanto quería decirle. Así que mantuvo apretados los labios y cuando hablaba era sobre lo que pasaba en la televisión, algún comentario idiota sin sentido o cualquier cosa no importante. La hora pasó bastante rápido. Te veré luego quiso decirle, pero las palabras se quedaron en su garganta –Si muero en la mesa de operaciones puedes decirle a Chloe que puede ser la mala del hospital –bromeó –Y que espero se sienta culpable por no haberme ido a ver antes de la cirugía –alzó las cejas y observó como las enfermeras reían –ustedes le dicen a Rickard que en realidad lo quiero, aunque suele ser molesto –les dijo en voz baja esperando que él no escuchara -si muero, si no no digan nada.- Aclaró.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Mar Jun 12, 2012 12:42 am

Todas las palabras de la morena le causaban una risa particular a Baelish, estaba hasta arriba de morfina, no tenía gran coherencia en sus comentarios o al menos no del todo. Sufrirán como siempre y yo me divertiré como nunca - tampoco él se esforzó en negar sus comentarios a la gran mayoría asentía completando con un Lo prometo cuando ella le dijo que no causara accidentes. Esta Biänca le gustaba mucho más que aquella con quien peleaba, aunque también extrañaba la ironía y el sarcasmo de la otra.

Te esperaré aquí. Tengo un par de formas que llenar y quiero ver que los internos no hagan alguna de las que acostumbran - se encogió de hombros acomodándose mejor en el sofá, este si que era uno bueno, sintió sus hombros adoptarse perfectamente al respaldo Además Eddard me lo prohibió, me ha dicho que debo de esperarte aquí y eso haré - podía jugar a ser familiar un rato más si estaba un sillón como estos en cada habitación.
El tiempo se les fue volando, Rickard se estaba apurando a llenar sus altas y registros con el ruido de la televisión de fondo, algunas veces levantaba la vista y reía con lo que veía, otras veces la miraba a ella para ver si todavía estaba despierta.

Se lo diré - le prometió acompañando a los camilleros que la llevaban Me encargaré de reprocharle todos los días que en tu lecho de muerte no vino a verte - todos ahí se reían con las bromas de la castaña, Rickard por su parte no se separaba ni un centímetro de la camilla hasta que escucho aquello. Se quedó de pie e incluso las enfermeras y el resto de las personas que la acompañaban se quedaron esperando a que caminara para poder avanzar. Los despidió con gesto de mano, no podía seguir acompañándola. Es obra de la morfina. Se obligo a detener sus crecientes y turbios pensamientos, eran cosas de una chica sin lógica, nada creíble.

Al regresar a la habitación le sorprendió el vació que se sintió sin Biänca ahí, en un momento se acostumbro a sus ligeros y burlones comentarios, sonrió al recordarlos.
¿No vas a entrar a la operación? lo sorprendió la voz de una de las enfermeras. Él negó y se sentó de nuevo en el sofá cruzando los tobillos No, voy a esperar aquí - no quiso dar más detalles y se centró en sus papeles.
En momentos las letras parecían borrosas, por más que parpadeaba no lograba mantener la vista fija ni descifrar correctamente lo que decía, se estaba quedando dormido. Sus noches no habían sido las mejores, se quedaba hasta las altas horas esperando que la puerta se abriera anunciando que ella había llegado, siempre había esperado a escucharla llegar antes de tumbarse a dormir y ahora su cuerpo le estaba pasando factura. Pronto comenzó a soñar y tal vez hasta roncar un poco.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Mar Jun 12, 2012 1:20 am

Tragó pesando antes de entrar por las puertas que llevaban a los quirófanos. Lo que él le había dicho la alivió. Aunque fuera la operación más simple en el mundo, no podía evitar sentir que el corazón se le iba hasta el estómago, estaba en buenas manos, de eso estaba segura, sin embargo. Temía que algo sucediera allá adentro, antes de que colocaran la mascarilla de oxigeno y la anestesiaran observó a todos los médicos en el quirófano, habían unos cuantos internos, los más jóvenes. Esperaba que ninguno de ellos le fuera a poner una mano encima.

Después de que le colocaron la mascarilla no supo nada más. Se sumió en un sueño bastante extraño. Cuando despertó el cuarto estaba en completa oscuridad y no recordaba demasiado lo que había sucedido, estaba bastante confundida -¿Qué pasó? –preguntó como si alguien la fuera a responder. Entonces cuando su mente se aclaró un poco, recordó en donde se encontraba y por lo que había pasado. Estaba viva –Rickard –fue lo primero que salió de sus labios cuando estuvo más consiente de las cosas. Tal vez no está aquí, tiene cosas más importantes que hacer que estarte cuidando Mierzwiak. Se dijo a si misma con dureza. Era verdad ¿Para qué iba a estar él ahí? Soltó un cansado suspiro ¿Qué horas serían? Probablemente muy tarde, las enfermeras y los doctores caminaba por los pasillos en silencio. Como le gustaría estar ahí.

Estás aquí –le dijo con un tono sorprendida cuando vislumbró al chico en la oscuridad. Se mordió la lengua con fuerza para no decir nada más –Deberías irte a…tu casa –quería volver a casa, con él –tengo sed ¿No hay agua? –cambió de tema enseguida. Como siempre, alguno de los dos tenía que cambiar el tema cuando las cosas incómodas aparecían, no hablaban de los problemas y preferían dejarlos en el olvido, como si por arte de magia éstos fueran a desaparecer. Tomó el vaso con agua con las manos y le dio un largo trago.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Mar Jun 12, 2012 1:59 am

Sus sueños eran una verdadera locura. Conforme recordaba sus años de universitario como se veía caminar en el parque como cada domingo, iba de un extremo a otro. Su propósito de trabajar se había ido al caño, estaba tan cansado que no sintió cuando las enfermeras entraron con la cama de Biänca hasta que una de ellas le tocó en el hombro para informarle que todo había salido bien.
Despertará al cabo de unas horas. Vendremos a verla para administrarle los medicamentos por primera vez sonrió amable y agradeció audiblemente a la mujer. Se sentía de buen humor después de descansar un poco y verla sana y salva de vuelta en la habitación; se levantó para estirarse y contemplar a la morena dormir. Podía ir a ver a los internos mientras que ella descansaba, no despertaría pronto.

Anduvo dando vueltas por el hospital, encontró a sus chicos y a los de ella.
Estará bien, que nunca han visto una apendicectomía - caminaba con todos ellos dando la última ronda a los pacientes, iba a despacharlos después de eso. Dio las últimas altas, checo sus horarios para mañana, había perdido horas en el quirófano pero ya las repondría, su cirujano en jefe estaba informado y era un tipo comprensivo, hasta suerte tenía en eso. Terminando de dirigir a los internos leyéndoles las acciones de mañana regreso a la habitación con ella, claro, no sin antes haber pasado por un café para reanimarse.

¿Sigue dormida? - se encontró con la enfermera de nueva cuenta Eso parece le contestó ella. Aunque le pareció raro trato de no impacientarse ni de ponerse paranoico revisando su historial, había pasado por mucho rato de sufrimiento y estómago débil como para hacerla despertar en tan poco tiempo.

Su nombre... escucho su nombre. De nuevo se había quedado dormido
Sí, aun estoy aquí. Quería ver que despertaras - se levantó desperezándose para tenderle el vaso con agua. Todo estaba oscuro como la cueva de lobo así que no fue novedad que se pegara con la cabecera de la cama al intentar caminar, aun iba adormilado.
Cerré las persianas para evitar que te diera la luz del pasillo, para mi es incómodo dormir así - busco a tientas la luz de la mesita de noche para que al menos le alumbrara lo suficiente para verle el semblante ¡Vaya! - exclamo evitando sonreír de más Pareces otra. El dolor se ha ido de tu rostro y eso es perfecto - con el expediente en sus manos checo los horarios de sus medicamentos No tienes fiebre verdad - para asegurarse puso el dorso se su mano en su frente, de hecho ella estaba más fresca que él Bien, parece que vas a sobrevivir - no quiso ser encimoso así que regreso a su posición en el sofá
¿Cómo te sientes? ¿Tienes dolor o algo te incomoda?
- con que no le contestara que su presencia por que no sabría que responder.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Biänca E. Mierzwiak el Mar Jun 12, 2012 3:05 am

Escuchó un golpe y se sobresaltó un poco –Wow ¿estás bien? –preguntó con tono interesado queriendo saber lo que había sucedido –ten cuidado –soltó con una sonrisa en los labios –No me digas que te quedaste aquí todo el tiempo, por que no te lo voy a creer –habló con un tono más frío del que había acostumbrado en todo el día pero la sonrisa que seguía en su rostro se mostraba cálida.

Asintió con la cabeza –lo entiendo, yo igual, no puedo dormir con mucha luz entrando por todos lados –se encogió de hombros –me es muy molesto, pero luego si todo está completamente oscuro no me puedo despertar –miró el rostro de Baelish y luego puso los ojos en blanco –Espero no haberme visto tan mal –hizo una pequeña mueca. Luego negó levemente con la cabeza. No se sentía mal, no sabía si era por los medicamentos o por que se mejoraba rápidamente de la cirugía. De todos modos no se sentía morir como horas atrás. Y eso ya era ganancia –Estoy bien –dijo cuando el tocó su frente –tienes las manos frías –soltó de la nada.

Yo estoy perfectamente bien Baelish ¿Cómo estás tú? –preguntó alzando las cejas –por cierto –dijo antes de que él pudiera responder algo – No hice ninguna estupidez estando bajo el efecto de la morfina ¿verdad? –apretó los labios esperando escuchar una negativa por respuesta. Estaba bien, podía soportar haber dicho estupideces a las demás personas, estaba bajo el efecto de una droga, cualquiera lo entendería. Lo que quería saber era si en realidad no se le había salido nada importante, no podía estar tranquila hasta saber que todo lo que había dicho era insignificante. Se volvió a recostar en la cama pues estaba cansada, pero no iba a dormir pues había dormido bastante tiempo.

Él no sabía lo que significaba para Biänca el que se hubiera quedado a cuidar de ella. Nunca antes alguien había sido tan considerado con ella, ni siquiera su familia, sacando a su abuelo de ello, pues él siempre había estado ahí para la morena. Y después de lo sucedido, no sabía que pensar. Si confiar en él o volver a ser la misma persona que siempre había sido. No podían llevar una relación tan bipolar, terminaría haciendo añicos a alguno de los dos, y no pensaba ser ella. Tragó pesado al pensar aquello. No había de que preocuparse, al final siempre terminaba alejando a las personas, para el bien de estas y para su propio bienestar. Era complicada y solitaria. No podía funcionar bien si comenzaba a querer a alguien. Se volvía vulnerable. No iba a dejar que eso sucediera y si eso significaba volverse la peor de las personas, tal vez lo haría. Pero muy en el fondo no deseaba hacerlo.



I've been breaking my back with the weight of your heart
All the words are gonna bleed from me
avatar
Biänca E. Mierzwiak
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Rickard A. Baelish el Mar Jun 12, 2012 3:28 am

Cuidado, tener cuidado. Tener que prender la luz, eso hubiera hecho además de no levantarse tan a prisa, aun estaba adormilado, no calculaba bien por donde pisaba y que tan lejos estaba la cama de sus rodillas.
Pues tenías una cara fatal, no voy a negártelo. Hubo momentos en que me pregunté si en lugar de ser tú, eras la chica del exorcista por que no había visto tanto vómito junto en mi vida - después de eso se echo a reír sosteniendo el vaso de café entre sus manos. Estaba frío pero igual le gustaba, no iba a desperdiciarlo.

Ambos estaban de muy buen humor, cosa sorprendente pues a la primera de cambio comenzaban a tirarse pedradas muy certeras, reponer su sueño les había quedado como anillo al dedo, no por nada dormir era uno de los mejores placeres de la vida. La mitad de la vida era el sueño y si se podía dormir un poco más, que mejor.
Mentiría al decirte que me quede aquí todo el rato. Fui a ver a los internos, por si no recuerdas están bajo mi tutela - presumió recargándose para subir los pies al borde de la cama Creo que se las han arreglado bien solos o me han visto la cara de idiota - encogió los hombros dándole el segundo trago a su bebida. Se relamió los labios poco después, debí de haber dormido con la boca abierta pues sentía la garganta reseca.

Dime, ¿Qué defines exactamente como estupidez? - se hizo el interesante callando unos momentos bebiendo su café y mirándose los zapatos, a estas horas de la noche el frío comenzaba a calarle, por lo que busco su bata para enroscarse en ella No hiciste nada fuera de serie. Salvo recibir gusto y animosamente a Greenfield - volvió a torcer la mirada de solo recordarlo Es un buen tipo, algo exagerado pero me cae bien, y creo que tu le caíste bien a él. Te veré en trauma seguido - su mirada estaba perdida en la parte oscura de la habitación igual que lo estaba en la parte menos iluminada de su mente. Sí, no dijiste nada salvo que me querías ¿Debo creertelo? Le carcomían las ansias por preguntarle, por saber si era cierto aunque fuera en un cincuenta por ciento. Pero como ella lo dijo, una estupidez bajo el efecto de la morfina.
Cualquier estupidez que hayas dicho supongo que la recordarás con el paso de las horas - quiso dejar la moneda al aire, si lo recordaba y lo mencionaba sería por que era importante, sino, la respuesta salía sobrando.

Te darán en alta pronto. Por como te veo te recuperas muy bien. Me da... gusto. Podrás volver a tus ocupaciones como antes - alegrarse nunca. Esas palabras no iban a salir de sus labios. Ella estaba mejor y él podía descansar por eso.


Please, make me better
BURN THE STREET. BURN THE CARS
avatar
Rickard A. Baelish
Residentes de 1er año
Residentes de 1er año


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Congratulations on the mess you made of things - Mierzwiak -

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.