Un café muy cargado (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un café muy cargado (Libre)

Mensaje por Randyll Whent el Sáb Jul 07, 2012 9:43 am

8:10 de la mañana. Acababa de entrar al hospital, un día más para ponerse con su trabajo, aunque en realidad no tenía que entrar hasta más tarde, el no poder dormir y el haber pasado una mala noche hizo que se levantase más pronto de lo normal de la cama y se acercase a la cafetería para tomar sin prisas un café muy cargado y estar preparado para este nuevo día que recién comenzaba.
Seguramente que se veía a lo lejos que no presentaba su mejor aspecto en este día pero estaba dispuesto a no bajar la guardia en su trabajo por "una mala noche". Siempre dispuesto a darlo todo en su trabajo por mucho que estuviese cansado. Antes es prestar atención a la gente que necesita ayuda, antes es su trabajo que él. Siempre es así. La suerte también es que el día de hoy no se presentaba muy ajetreado, al menos no tenía ninguna cirugía prevista. Aunque en este trabajo todo podía volverse al revés en cuestión de segundos.
Se sentó en una de las mesas que encontró libre mientras esperaba su café que acababa de pedir.

Un buen café cargado era lo que necesitaba para despertarse del todo y estar completamente activo. Había pasado una noche difícil. De esas noches en la que, por más que intentes y desees dormir, tu inconsciente no te deja. Tu cabeza no deja de dar vueltas, de pensar hasta en la más mínima cosa. Lo cierto era también, que, no era la primera noche en la que le ocurría esto. Últimamente dormía mal. Tan solo lleva dos semanas en esta nueva ciudad y seguramente sea por esto, el cambio de ambiente. Tan solo tendría que acostumbrarse a esta nueva rutina... a estar... sin ella. Porque por mucho que no lo reconozca, le falta ella en su vida. Ella, aquella mujer que siempre al llegar a casa ahí se encontraba, dispuesta a escucharle, a contarle su día. Su gran apoyo. Su ex prometida, aquella mujer que tanto amaba y que la perdió por no demostrar y estar más pendiente a ella. La echaba de menos. Aunque esto, lo tenía muy guardado dentro, no lo reconoce delante de nadie. Piensa que mejor así, piensa que...ella se merece a alguien mejor, alguien que la preste la mayor atención que necesite. Y no como él. Él que siempre esta centrado en su trabajo, dejando al lado lo demás. Sin apenas darse cuenta de lo que perdía. Siempre ha sido así... y ya era muy difícil cambiar.


Randyll Whent
Ficha ~ Relaciones
“Te esfuerzas mucho por hacerle creer que te da igual, que no la necesitas…pero, un hombre se vuelve loco si no tiene a nadie. No importa quien sea ese ser mientras este contigo. Te digo que se vuelve solitario y enfermo.”
avatar
Randyll Whent
Cirujanos Especialistas
Cirujanos Especialistas


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un café muy cargado (Libre)

Mensaje por Áine McArdle el Sáb Jul 07, 2012 9:44 pm

¿Qué aun no terminábamos? No, el día parecía cada vez mas largo, me parecía que ya había cumplido las 48 horas pero seguro que solo llevaba la mitad, nadie había dicho que esto seria fácil y estaba bastante consiente de ello, seguíamos como perro faldero a aquella Morena que era mi residente el día de hoy, no recordaba los nombres porque nos cambiaban constantemente para que aprendiéramos a trabajar con todos, en eso sonó mi teléfono y me aleje un tanto de los demás internos – ¿Ella, esta todo bien? – fue lo primero que le pregunte a mi hermana, ella no me hablaba a menos de que estuviera en un aprieto, pues esas eran las reglas, no me llamaría mientras estuviera en el hospital a menos de que fuera urgente, gire los ojos al escuchar la razón por la cual me hablaba– No, cuantas veces debo repetirlo Elizabeth, si, lo se eres mayor de edad pero estas bajo mi techo y no te voy a dejar hacer una fiesta- dije casi en susurro pero en un tono autoritario para mi hermana la cual quería hacer una reunión de amigos el departamento era pequeño y ella quería festejar, sabia que eso no era bueno – Deja de comportarte como una niña insolente, No, y no me hagas repetirlo de nuevo, estoy trabajando- colgué el teléfono y voltee a ver a los demás internos yendo en diferentes direcciones me acerque a uno para preguntarle que había sucedido pero al escuchar a los que iban a la cafetería comprendí, era hora de descansar.

¿comer? Si era la hora de alimentarse, había que aprovechar cuando teníamos la oportunidad de hacerlo, entre a la cafetería era la primera vez que lo hacia en estos días, no tenia mas de tres días en el hospital y no , aun no conocía a nadie así que sola me acerque a la barra de alimentos, mire con cierto recelo lo que habían preparado pero nada me apetecía, pedí un café americano bastante cargado y tome un pan, no era el mejor alimento pero necesitaba algo que me mantuviera despierta y alerta y el pan, era mas que nada para engañar a mi estomago – Gracias- le dije a la mujer que atendía este lugar, con la mirada busque algún lugar libre pero esto era casi como la universidad, si no encajabas en algún grupo no te sentabas con ellos, observe detenidamente cada mesa y cada persona en las sillas, sus rostros y la manera en la que se hablaban y convivían, sin duda esto era peor que la selva, algunos volteaban a verme y seguro se preguntaban quien demonios era esa chica con la bata, ¿una nueva interna? Escuche detrás de mi y cuando voltee a ver de quien se trataba estas ya se estaban hablando en secreto , sonreí y negué con la cabeza, esto era peor que cuando estaba en la escuela, mire en la esquina a uno de los Doctores y camine hacia el, recordándome que no debía mostrar miedo porque aquí yo era la presa y todos los demás estaban agazapados esperando el momento perfecto para saltar a la yugular de uno. Ya que quede frente al Doctor aclare mi garganta y le mire con una gran sonrisa – ¿puedo sentarme aquí? – le pregunte, y esperaba que me dijera que si, si no terminaría comiendo en los sanitarios como en la preparatoria.

Estaba un tanto ansiosa porque ahora era cuando mas sentía las miradas sobre mi, tal vez era un atrevimiento de mi parte querer sentarme con uno de los cirujanos, pero no quería hablar con nadie, solo quería tomar mi café y comer ese pan que tenia en mis manos, tal vez los demás pensarían que solo buscaba sentarme allí para conseguir alguna cirugía como todos lo hacían, pero no yo, yo si me lo ganaba seria demostrando que era buena en lo que hacia - Prometo no molestar, solo beberé el café, puedes ignorarme si así lo deseas, es solo que este es el único sitio con lugares vacíos- fue mi excusa.

avatar
Áine McArdle
Internos
Internos


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un café muy cargado (Libre)

Mensaje por Randyll Whent el Dom Jul 08, 2012 1:15 pm

Aquella mujer que atendía la cafetería, la cuál siempre se mostraba amable, colocó encima del platito, junto a la taza de café de Randyll unas galletas, a lo que Randyll agradeció con una de sus mejores sonrisas y un guiño de ojo. Se conocían de vista, tan solo eso. De las veces que pasó por la cafetería. Pero había sido un gran detalle ponerle algo de comer puesto que Randyll solo había pedido un simple café. Sin necesidad de tomar nada más. Sin necesidad de… desayunar y eso, que el desayuno era la comida más importante del día. No lo tomo en cuenta, al menos hoy, ahora. Seguramente aún seguía dormido y por lo tanto, despistado. Esperaba que pronto el café hiciese su efecto y le espabilase. Comenzaba un nuevo día.

Abrió el sobre de azúcar y lo echó. Agarró la cucharilla y una vez metida en aquella taza, comenzó a mover ese café. Sin pensar en nada importante y dejando su mirada clavada en la taza hasta que alguien le interrumpió. Alzó su vista para poder ver de quien se trataba y vio a una joven morena de ojos grandes, claros y expresivos. La cual, no recordaba haberla visto antes. - ¡Claro!. - Exclamó amablemente, mirándola y mostrando una sonrisa de lado. Dando a entender que no había importancia que se sentase con él. - No te preocupes. Nunca viene mal algo de compañía ¿no?. - Añadió con el mismo tono que antes; amable.
Bueno, teniendo en cuenta que básicamente en un hospital siempre era imposible estar solo, por mucho que se quisiera. Aunque en este momento, prefería no estar solo. No le gustaba estar solo, era algo que no le gustaba. Lo de estar solo, solo entraba en sus planes cuando se encuentra en un mal día y no desea estar con nadie. Quizá por esto se le notaba enseguida cuando le pasa algo y cuando no. Siempre tan sociable y llega un día y boom; No quiere a nadie a su alrededor. Por suerte, hoy, no era ese día. Hoy necesitaba estar rodeado de la gente.
- Y si hay conversación por medio pues mejor. Si quieres, claro. - Volvió a mostrar una sonrisa. Lo mismo ella prefería estar ahí sin hablar y lo respetaría completamente, no habría ningun problema. Lo cierto era que se le haría raro estar sentado con alguien y no mantener ningún tipo de conversación, aunque solo hablasen del tiempo que hace en la calle... - La verdad es que no estoy acostumbrado a estar en una mesa con alguien y no hablar de nada. - - Admitió.

Decidió callar un momento para tomar el primer sorbo de aquel café, dejando la cucharilla a un lado. Bien, tan cargado como esperaba. Esto le mantendría activo, al menos durante unas horas, luego quizá habría que tomar otro. Dependiendo de como se aproximaba su día...que esperaba que no fuese muy ajetreado. Dejo la taza sobre la mesa y tendió su mano, dispuesto a presentarse, que ya estaba tardando en hacerlo. Costumbre y educación.
- Perdón. Soy Randyll Whent. Neurocirujano. Encantado.-


Randyll Whent
Ficha ~ Relaciones
“Te esfuerzas mucho por hacerle creer que te da igual, que no la necesitas…pero, un hombre se vuelve loco si no tiene a nadie. No importa quien sea ese ser mientras este contigo. Te digo que se vuelve solitario y enfermo.”
avatar
Randyll Whent
Cirujanos Especialistas
Cirujanos Especialistas


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un café muy cargado (Libre)

Mensaje por Áine McArdle el Dom Jul 08, 2012 2:19 pm

Sentía todas las miradas puestas sobre nosotros, no era muy placentero, pero tenia que hacer como que nada me importaba, aunque por el momento si me afectaba sentirme tan observada, mire a los ojos a aquel joven cirujano vi como sus labios se movían para decirme algo, me imaginaba que me iba a pedir que buscara otro sitio o que él se levantaría y se marcharía, pero al contrario de todo él dijo - ¡Claro!- y no desaproveche la oportunidad, coloque mis cosas sobre la mesa y me sente frente a el, mi mirada estaba clavada en mi café, voltee a verle a los ojos cuando continuo hablando – No, tienes mucha razón, no esta mal tener compañía, siempre y cuando se desee- fue mi respuesta y tome el café con ambas manos y lo acerque lentamente a mis labios, mientras le observaba hablar, aparte de ser un hombre bastante apuesto era educado, si no, no estaría sentada con el, un pequeño trago paso por mis labios y atravezo mi garganta, deje la taza de la misma manera que la había tomado, lentamente – Claro, por mi no hay problema si quieres hablar, lo que dije fue, porque la mayoría de los Doctores/ Cirujanos con los que e coincidido, no les agrada que una interna se dirija a ellos, no, esos son los residentes… pero de igual manera es algo muy extranio que alguien como yo este hablando con alguien como tu… perdón estoy hablando demasiado- normalmente era mas de las que pensaban antes de hablar, pero cuando me tomaban por sorpresa terminaba asi, justo como en este momento, a lo que preferí mantener mi boca ocupada metiendo un trozo de pan a esta.

Tal vez me había tomado fuera de lugar, tal vez solo me comportaba como una estúpida niña porque me sentía en el bachillerato por la forma en la que todos nos observaban y hasta podía sentir que esos susurros que se escuchaban al fondo era porque hablaban de nosotros, y como una interna se atrevió a sentarse con uno de los cirujanos del hospital, lo mejor seria ignorar esas palabras que se venían a mi mente, y guarde silencio, tome otro poco de café y volví a alzar la mirada, alce mi mano y sonreí cuando su mano hizo contacto con la mía –un placer, soy Áine McArdle, Interna – no comente sobre mi especialidad pues aun no estaba segura al cien por ciento de que iría a Traumatología, además aun estaba en proceso de aprendizaje – y gracias por dejarme sentar contigo, esto de ser nueva en el hospital, realmente me hace recordar el instituto, todas las miradas, los susurros, es difícil acoplarse- saco aire de la boca haciendo que su cabello se moviera, giro los ojos – y me comporto como tal, diciéndote todo esto, bueno… es que solo quería hacerte algo de platica en estos momentos ya que los silencios son incomodos- le dije antes de echarme a reír.
avatar
Áine McArdle
Internos
Internos


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un café muy cargado (Libre)

Mensaje por Randyll Whent el Sáb Jul 14, 2012 11:50 am

Randyll había seguido con su mirada la mirada de la joven. Vio como observaba a los demás compañeros y no compañeros que se encontraban también en la cafetería. Algunos iban completamente a su bola, sin prestar nada de atención a los demás. En cambio, otros, solían estar atentos a los dos. Sí, verían raro o con envidia como una simple interna estaba tomando café con un cirujano. ¿Qué más daba? A Randyll eso no le importaba. Siempre trataba a todos por igual. Sea interno, cirujano o un residente por muy arrogante y poderoso que fuera. No le importaba. Randyll de siempre fue así, educado y amable, pero eso sí, por muy bueno que fuese con todo el mundo, de tonto no tenía ni un pelo. Siempre sentía que cada persona era un mundo pero que son buenas, siempre va con intención de conocer a las personas, a las buenas personas y pasar un rato agradable con ellos. Ya sea hablando de trabajo o de otra cosa. Eso sí, lo bueno que tenía es que sabía separar el trabajo con lo personal.

Sonrió al escucharla y al saber que se encontraba algo incomoda y pendiente de la gente de alrededor por lo que pudieran pensar al estar hablando con un cirujano, con un superior. Bueno, para Randyll aquello no era importante. No prejuzgaba a nadie por no estar en su especialidad, aún. Trataba siempre a todos por igual. Pero la entendía perfectamente, él y todo el mundo había estado en su situación, pues todos habían pasado por interno, sabía perfectamente como se podía llegar a sentir.

Siguió su risa. - No te preocupes. ¿Sabes? me recuerdas a mi. - Dijo entre risas. - En mis tiempos de cuando era interno... Un puro nervio. Siempre pendiente a los demás también. A esas miraditas, susurros... me volvía loco. Hasta que... llego un día y dije; basta ya. Y pasé completamente de todo eso. Cambié muchísimo. Seguro que también llega un día en el que hagas lo mismo, o al menos, eso espero. - La dedico una sonrisa sincera. La llegaba a entender perfectamente. Y bueno, no sería nada fácil tampoco pasar completamente de todo eso. Todo costaba en esta vida. - Te lo aconsejo. Que piensen y digan lo que quieran. Sé tu misma, sin que te importe nada. - Añadió.
Cogió la galleta y mordió un cacho. Luego bebió otro sorbo de su café. A parte del café, la pequeña conversación esta le estaba viniendo bien, pues al menos ya no se sentía tan dormido y cansado como al principio. Estaba despertando.

- Respecto a lo anterior. Veo que has tenido suerte, acabas de coincidir con el doctor...llamémoslo; majo, 'enrrollao', el que habla con todo el mundo sin importancia. - Volvió a dedicar una pequeña sonrisa. - La verdad es que trato a todos por igual... - Admitió encogiéndose de hombros. - Eso sí. Sé diferenciar el peloteo... sé separar lo personal con lo profesional. - Dijo poniendose serio en un momento, demasiado serio. Sin darse cuenta, lo arregló de inmediato con otra sonrisa amable de las suyas al darse cuenta de su seriedad.
- Y cuentame, ¿como vas con todo? - Preguntó interesado refiriendose al trabajo. La joven la estaba cayendo bien y ya se estaba preocupando por ella. Nada de extrañar de Randyll.


Randyll Whent
Ficha ~ Relaciones
“Te esfuerzas mucho por hacerle creer que te da igual, que no la necesitas…pero, un hombre se vuelve loco si no tiene a nadie. No importa quien sea ese ser mientras este contigo. Te digo que se vuelve solitario y enfermo.”
avatar
Randyll Whent
Cirujanos Especialistas
Cirujanos Especialistas


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un café muy cargado (Libre)

Mensaje por Áine McArdle el Sáb Jul 14, 2012 12:27 pm

La tranquilidad se iba apoderando de mi cuerpo, sus palabras me hacían sentir llena de seguridad y mas tranquilidad, No solo era un doctor de apariencia joven si no que completamente relajado y buena onda, me gustaba, su trato para conmigo, en este momento era de lo mas genial que alguien me había tratado en estas semanas dentro del hospital, hablando claro de los de un rango mas arriba. La mano la movía sin darme cuenta, jugando con el pedazo de pan que yacía sobre mi plato, cuando me eche a reír el me acompaño con una sonora carcajada haciendo que me olvidara en ese momento de todo y de todos, coloque mi codo sobre la mesa y apoye mi rostro sobre mi mano, observándole detenidamente, como si estudiara todos y cada uno de sus movimientos – ¿de verdad?- Pregunte en un tono casi inaudible cuando dijo que yo le recordaba a el de mas joven. – No estoy nerviosa, es solo que… creo que los primeros días en un lugar donde solo conoces o le hablas a un par de personas suele ser un tanto… extraño- esa fue la aclaración por parte de ella y era lo que quería dar a conocer, no quería aceptar que en realidad estaba completamente asustada y que a pesar de querer aparentar ser alguien fuerte, todo esto le atemorizaba, pero era algo normal, no entrabas a un sitio creyéndote la reina del universo. Aunque había sus excepciones. Imito el movimiento por el, de tomar un poco de café y dejo el vaso sobre la mesa nuevamente, ya había dejado de imaginarse las posibles cosas que dirían los demás, había olvidado todo eso y comenzaba a disfrutar de la compañía de Whent , al mismo tiempo que asentía a sus palabras, >>seria algo difícil ser Yo misma<< pensó mientras una ligera mueca se formaba en sus labios para terminar formando una linda sonrisa.

- Que suerte la mía- contesto de inmediato y si creía en ello, tenia suerte con haberse topado con el Doctor “ Majo” así como él se había descrito, tomo un pedazo de pan y lo llevo a su boca, después de masticarlo y tragar un poco, aclaro su garganta antes de hablarle - y yo no soy de las chicas que les gusta andar haciéndole la pelota a sus mayores, me gusta que me miren como realmente soy, cuando estoy en cirugías o cuando estoy con un paciente, soy diferente a esto que ve aquí Dr. Whent, ya lo vera- tomo un poco de café y volvió a hablar - ¿Cómo va todo? Es algo difícil de contestar, ya que simplemente me la he pasado siguiendo a una de las residentes como perro faldero, trayéndoles cafés, dándoles respuestas, las cuales si no les agradan te ignoran por completo o simplemente las adoptan como suyas, y si dices algo te mandan a la morgue…- quería parecer que estaba quejándome de todo lo que me había sucedido en estos días, pero… simplemente salió toda esa verborrea de mi boca – pero en dentro de lo que cabe, voy bien, a pesar de esos malos ratos, aprendo bastante no solo de mis errores si no de los de ellos también, creo que pronto seré una gran doctora- sonreí y relamí un poco mis labios mirando el rostro juvenil de Whent – supongo que cuando tu fuiste Interno, las cosas se regían de la misma manera o ¿me equivoco?-


Áine McArdle
Oh kid I've heard his all before, Dont waste your time, dont be so sure, I've seen them come, I've seen them go, They thought they'd win, but now they know,

avatar
Áine McArdle
Internos
Internos


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un café muy cargado (Libre)

Mensaje por Randyll Whent el Sáb Jul 14, 2012 1:57 pm

Mientras esperaba su respuesta, Randyll volvió a beber, esta vez fue un gran trago de su taza de café. Aún sin llegar a terminarlo.
No lo dudaba. Perfectamente a las personas que hacían mucho la pelota se las solía pillar enseguida, o al menos, Randyll lo hacía. Y tenía claro que Áine no era de esas personas. Tan solo aquel comentario que dijo tan serio ya era una costumbre, por si quedaba alguna duda, para aclararlo. Ya que Randyll de bueno podía parecer hasta tonto, pero no, precisamente tonto no era. Otra de sus cosas buenas, era que es observador. Le gusta ver más allá de las personas, conocerlas al límite, sin prejuicios.

- Esa es la actitud. - Concluyó sonriente de inmediato al escucharla decir: "creo que pronto seré una gran doctora". Le gustaba la gente así. Gente con buen ánimo, positiva, con fe y confianza en si misma. Seguramente llegase lejos. Le daba esa impresión.

- Cuando yo era interno...hace muy poco, sí. - Bromeó riendo. Ya habían pasado años, y aún así, era imposible olvidar todo el camino de esta profesión. - Sí, todo se regía igual. - Comenzó a responder, esta vez; sin bromas. - Recuerdo que fueron los años más duros... todo comenzaba. Todo era nuevo para tí. Te tenías que acoplar... tenías que demostrar lo que habías aprendido. Y a veces se hacía difícil porque las cosas no te salían como realmente querías. Aún así, también fueron años muy buenos. Llenos de aprendizaje siempre, cada día y a todas horas. Hasta la más mínima cosa sin importancia, te entraba curiosidad por saber que ocurría. - Sonrió recordándolo. - Esas ganas, esa energía que tienen los internos por saber que ocurre, es algo que… créeme, se puede llegar a perder con los años. No es mi caso, creo. Lo cierto es que... nunca dejas de aprender, tengas esas mismas ganas que antes, o no. Es lo que tiene esta profesión. Y tienes que estar preparado para todo. - Dijo cómodo. Se sentía a gusto hablándola de su experiencia personal de cuando era interno. Y esperaba que sus simples palabras la animaran.

- ¿En que año estás? - Preguntó curioso. Pues, ¿Cuánto la quedaría de interna?. Su mano agarró de nuevo aquella galleta ya mordida de antes y con sus dedos jugueteó un poco con ella. La verdad es que no tenía hambre, pero bueno, al rato, decidió metersela en la boca y comersela. Tan solo era un cacho de nada. Masticó hasta que tragó y bebió de nuevo su café. Al terminar recordó que no le había dicho en que se especializaba, por lo que decidió preguntarla:

- Ah y, ¿en que te especializas? - Aunque quizá aún no lo tenía demasiado claro, algo normal en muchos internos.
Esperaba que no la importase tanta preguntita. - ¡Oye! si te molesta tanta pregunta, cortame eh. Sin problema. Tú me dices, eh, para ya. O un, ¿que te importa? y ya me callo. - Rió llevando su dedo indice a su boca y haciendo el gesto como que la cerraba con cremallera.





Randyll Whent
Ficha ~ Relaciones
“Te esfuerzas mucho por hacerle creer que te da igual, que no la necesitas…pero, un hombre se vuelve loco si no tiene a nadie. No importa quien sea ese ser mientras este contigo. Te digo que se vuelve solitario y enfermo.”
avatar
Randyll Whent
Cirujanos Especialistas
Cirujanos Especialistas


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un café muy cargado (Libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.